Drupal.behaviors.print = function(context) {window.print();window.close();}>

Part: 9

El financiamiento federal de trabajo abre las puertas a las madres solteras

Saturday, October 2, 2010

El programa de fondos federales para la creación de empleo ha dado a los estados diferentes formas de ayudar a los trabajadores afectados por la recesión. Florida creó puestos de trabajo para padres de bajos ingresos, muchas de ellas jóvenes madres solteras. Mississippi dio preferencia a empleadores con nóminas pequeñas.

Subhead: 
El programa de fondos federales para la creación de empleo ha dado a los estados diferentes formas de ayudar a los trabajadores afectados por la recesión. Florida creó puestos de trabajo para padres de bajos ingresos, muchas de ellas jóvenes madres solteras. Mississippi dio preferencia a empleadores con nóminas pequeñas.
Bookmark and Share

 

madre soltera(WOMENSENEWS)-- Los $5 mil millones en fondos de emergencia para puestos de trabajo que el Congreso aprobó en el 2008 para ayudar a las personas de bajos ingresos a capear la recesión han sido utilizados por los estados de diversas maneras.
 
Ahora, los defensores de esto esperan que el Congreso amplíe el programa de 5 mil millones dólares de estímulo federal que ha creado más de 200.000 puestos de trabajo para hombres y mujeres de bajos ingresos que luchan por mantener a sus hijos durante la peor recesión en siete décadas.
 
El representante del estado de Washington, Jim McDermott, presidente del Sub comité de Apoyo a los Ingresos y Seguridad Familiar del Comité de Medios y Arbitrios del Congreso, predijo que la legislación sería presentada en septiembre, cuando el Congreso regrese de su receso de verano, que comenzó el 09 de agosto.
 
Florida, que tuvo la sexta tasa más alta de desempleo en el país durante la recesión, utilizó $100 millones de sus fondos de estímulo para subvencionar la creación de más de 10.000 puestos de trabajo en todo el estado para los padres con ingresos inferiores al 200 por ciento del nivel federal de pobreza. La mayoría de puestos de trabajo pagaban de entre $9 a $14 por hora, aunque algunos de los puestos directivos eran mejor remunerados.
 
Gran parte de los fondos del estado fueron a los beneficiarios de TANF o Asistencia Temporal para Familias Necesitadas, el programa de ayuda federal que el Congreso aprobó en 1996 que proporciona subvenciones en bloque a los estados para llevar a los padres de bajos ingresos individuales de la asistencia social al trabajo. La cantidad de dólares en las subvenciones en bloque se ha mantenido constante y los estados han incurrido en gastos extra durante la recesión debido a que más padres solteros se vuelven elegibles para TANF y los receptores actuales no han podido encontrar trabajo en medio del alto desempleo.
 
"Muchas madres jóvenes solteras en TANF consiguieron trabajos sencillos en servicio al cliente, trabajo de oficina, jardinería y otros campos", dijo Robby Cunningham, portavoz de la Agencia Florida Workforce Innovation con sede en Tallahassee, que administra el programa en el estado.
 
Los padres entre los 20 y 30 años que tenían una considerable experiencia en construcción, finanzas y turismo -todos ellos campos que fueron diezmados por la recesión- pusieron en marcha nuevas carreras relacionadas a la salud, la educación y otros campos que se están expandiendo en la Florida, dijo Cunningham.
 
Programa “Proporciona red de seguridad crítica”
 
Nadie es capaz de predecir con exactitud cuántos de los participantes del programa en todo el país seguirán estando empleados si los fondos federales se agotan.
 
Una extensión de un año por 2,5 mil millones dólares fue aprobada por la Cámara en mayo, pero se vio bloqueada en el Senado. Una nueva versión ha sido un candente tema de debate político en el Congreso. El debate se reanudará cuando el Congreso regrese de su receso de verano.
 
"El TANF ayuda a familias en dificultades con niños para que reciban los servicios que necesitan y merecen en tiempos difíciles", dijo McDermott en una entrevista por correo electrónico. "Si bien el programa actual no es perfecto, proporciona una red de seguridad crítica. Espero trabajar con mis colegas este otoño en dar una extensión del financiamiento al programa y empezar a trabajar para sentar las bases para una propuesta más amplia que mejore el acceso al programa y fortalezca su capacidad de responder a sus necesidades."
 
Otros estados en todo el país también han utilizado los fondos federales para la creación de empleo. Carolina del Sur gastó $2.6 millones en subsidiar puestos de trabajo para los participantes de TANF a empleadores privados, como McDonald's, Wal-Mart y CVS Pharmacy. Para animar a las empresas a retener a los trabajadores, el Estado exige que los empleadores participantes firmen un acuerdo para mantener a los empleados después que la subvención de seis meses de los salarios mínimos de los empleados se termine. Muchas de los participantes eran madres solteras.
 
Mississippi utilizó su subvención de 43 millones de dólares para crear más de 3.500 puestos de trabajo. El Estado pagó el sueldo completo para los trabajadores los dos primeros meses y luego disminuyó gradualmente el subsidio a una cuarta parte del salario durante los siguientes seis meses.
 
El Estado dio preferencia a las empresas con menos de 25 empleados, porque el gobernador republicano Haley Barbour, cree que promover la expansión de las pequeñas empresas es la clave para una economía de estado saludable. La investigación ha indicado que las pequeñas empresas tienen más probabilidades de emplear a mujeres pobres, por lo que las subvenciones pueden haber ayudado a las madres solteras en el programa Mississippi Steps a conservar sus puestos de trabajo. En la mayoría de estados, el programa es conocido como TANF, pero algunos estados como Mississippi le han dado nombres especiales, como Steps (pasos).
 

Tennessee se enfoca en el Condado Perry

 
Tennessee se enfocó en subvencionar el empleo en el condado de Perry, un pequeño municipio rural de 7.600 personas, donde la tasa de desempleo subió al 27 por ciento después que dos plantas de autopartes cerraran. Alrededor de un tercio de las 400 personas que participaron en el programa de creación de empleo del Condado Perry eran mujeres.
 
"No hemos dejado piedra sin mover y tuvimos el programa en marcha y funcionando en sólo tres semanas", dijo Donna Luna, directora del programa de trabajo en el condado de Perry. "Encontramos empleos en 76 empresas de todo tipo, desde clubes de campo a oficinas de seguros, ferreterías o hasta empresas camioneras; incluso una empresa pastelera que agregó 12 empleados para que pudiera vender sus productos en todo el estado, los participantes obtuvieron un salario hora promedio de $11
 
Jan McKeel, director ejecutivo de la alianza Fuerza Laboral del Sur Central deTennessee, con sede en Columbia, una organización sin fines de lucro que ha administrado el programa en partes de Tennessee, dijo que la alianza está decidida a "mantener el programa andando incluso si el subsidio federal termina el 30 de setiembre mediante la búsqueda de nuevos puestos de trabajo para aquellos que los pierdan."
 
"Dos tercios de los empresarios nos dijeron que seguirían empleando por lo menos un trabajador", dijo McKeel. "El programa ha aumentado las posibilidades de los participantes para encontrar trabajo. Tuvimos mujeres que habían trabajado sólo en servicio al cliente que adquirieron habilidades en contabilidad, y otras mujeres que habían trabajado en el cuidado de los niños que encontraron puestos de trabajo en hoteles y oficinas. Como resultado de ello, tendrán más oportunidades de empleo."
 
McKeel dijo que el programa de empleo también impidió que otros trabajadores quedaran en paro porque los participantes gastaron sus salarios en alimentos, vivienda y otras necesidades.
 

Illinois Crea más de 35,000 puestos de trabajo

 
El programa de $215 millones de dólares de Illinois pagó $10 por hora por trabajos de 30 a 40 horas semanales de una duración de hasta seis meses. El programa superó las expectativas de los empleadores, así como las de los participantes. A partir de julio, más de 35.000 puestos de trabajo -más del doble de la meta original del estado de 15.000- se crearon.
 
Las Iglesias y otras organizaciones comunitarias del estado patrocinaron los programas de divulgación  para dar a conocer a jóvenes madres solteras y otras personas necesitadas las oportunidades de empleo de nivel básico. Las pequeñas empresas también apoyaron el programa. Mujeres empresarias como Christy Webber de Chicago estuvieron entre quienes apoyaron con mayor entusiasmo. Webber contrató a 11 empleados para ampliar su servicio de corte de césped de una mujer a un negocio de jardinería con servicio completo.
 
Empleadores veteranos también respondieron. Fundada en 1903, la compañía De Normandie Towel and Linen Supply, una empresa familiar de Chicago que da servicio a hoteles, contrató a 19 madres solteras para trabajar en su lavandería, a pesar que el turismo se redujo este verano.
 
"El legado más importante del programa TANF es la esperanza", dijo Luna del condado Perry. "Al ayudar a los individuos a encontrar puestos de trabajo y a los empleadores a expandir sus negocios, TANF demostró que los retos de la peor recesión en 70 años no son insuperables. Como resultado, tanto los individuos como los empleadores están en una mejor posición para adoptar nuevas medidas para reconstruir sus vidas y la economía".
 
Sharon Johnson es una escritora independiente residente en New York.