Drupal.behaviors.print = function(context) {window.print();window.close();}>

Part: 4

Caridad Local Evalúa Deportación de Madres en Iowa

Sunday, February 21, 2010

En el 2008 una redada de inmigración en Iowa separó a una mujer de sus hijos mediante el arresto y la deportación, hay quienes dicen que el destino de los niños fue dejado al azar. Un funcionario de inmigración rechaza lo dicho: "Las mujeres con hijos fueron liberadas por razones humanitarias".

Subhead: 
En el 2008 una redada de inmigración en Iowa separó a una mujer de sus hijos mediante el arresto y la deportación, hay quienes dicen que el destino de los niños fue dejado al azar. Un funcionario de inmigración rechaza lo dicho: "Las mujeres con hijos fueron liberadas por razones humanitarias".
Bookmark and Share

María Ruiz es una de las casi 400 mujeres arrestadas en la redada de Postville.POSTVILLE, Iowa (WOMENSENEWS)--Consuelo Vega, madre de tres hijos, vivió y trabajó en este pequeño pueblo rodeado de campos de maíz por 11 años.

Luego en mayo 2008, fue detenida, encarcelada por 5 meses y deportada a México después de una masiva redada migratoria con estilo militar en la planta procesadora de carnes Kosher.

Los tres hijos de Vega quedaron al cuidado de su hija mayor, San Lopez, quien tiene 18 años y trabaja medio tiempo en una panadería local, mientras cría a su hijo recién nacido.

Durante la noche, después de la deportación de su madre, las reponsabilidades de Lopez se han multiplicado, a medida de que se hacía cargo de su hermano Pedro Lopez de 12 años y su hermana Samantha de 8.

"¡Cuántas noches sin poder dormir por estar pensando, qué iría a pasar al día siguiente!" dijo ella. Yo he tenido que actuar como si nada pasara para ayudar a mi hermanos pero yo también estaba deprimida!".

Un estudio realizado por el Instituto Urbano Partidista, con sede en Washington D.C., encontró que por cada dos inmigrantes detenidos, un niño queda desamparado.

Potencialmente miles de padres y niños han sido separados como consecuencia de las actividades de control migratorio y muchos más pueden estar en peligro, dijeron los investigadores. Dos tercios de los niños afectados son ciudadanos de EE.UU. o residentes legales.

Carl Rusnok, vocero de ICE EE.UU. o Inmigración y Central de Aduanas de la Región, dijo que 62 de casi 400 detenidos en la redada de Postville fueron liberados por razones humanitarias, principalmente porque son los únicos responsables de cuidar de sus hijos.

"Los agentes del ICE en este y otros lugares en los cuales se toman medidas extraordinarias, se encargan de predeterminar si alguno de los detenidos es el único sostén", dijo Rusnok.

En el momento de su arresto, Vega trabajaba en el matadero de Agriprocessors Inc. 12 a 16 horas, seis días a la semana. Ella ganaba $ 6.25 por hora, cuando el salario mínimo en Iowa era $ 7.25 por hora.

Cuando los agentes de inmigración irrumpieron en la planta de EE.UU. el 12 de mayo de 2008, detuvieron a Vega y a cientos de otros trabajadores, en su mayoría mexicanos y guatemaltecos, Vega les dijo que no tenía hijos porque temía que fueran detenidos y deportados.

"Nadie escucha"

Con grilletes en las muñecas, la cintura y los tobillos fueron trasladados 90 millas al Congreso Nacional de Ganado en Waterloo para la acusación. Vega después trató de decirle a los funcionarios de inmigración que tenía tres hijos en casa. Nadie quiso escuchar, dijo su hija.

Rusnok ICE duda que esto pudo haber sucedido. "Durante la redada de Postville y en todas nuestras operaciones nos piden repetidamente . . . si tienen problemas médicos, asuntos de ser único padre u otras situaciones, podría quedar liberado por razones humanitarias", dijo.

Lopez dijo que no tuvo ningún medio de comunicación con su familia durante semanas, su madre comenzó una odisea a través de una serie de centros de detención de Leavenworth, Kansas, a Tallahassee, Florida, antes de su deportación a México cinco meses después.

Aproximadamente a 40 madres detenidas durante la redada en Agriprocessors les fueron instalados dispositivos en los tobillos para que los agentes del ICE pudieran controlar sus movimientos. Los dispositivos provocan hematomas, pero no puden ser eliminados. Se necesitan dos horas diarias para ser recargados desde un toma corriente.

A menudo, aún siendo el único sostén familiar, a las madres detenidas no se les permitía trabajar o salir del estado.

"Es una vida horrible la que estamos viviendo ahora", dijo María Ruiz, de 33 años, que vino a Postville de Guatemala hace 11 años. La madre soltera de un niño de 6 años de edad, nacido en Estados Unidos, ganaba U$ 7,25 por hora, trabajando en el área de envasados de carnes frías en Agriprocessors.

Basándose en la Caridad de la Iglesia

Desde su detención, Ruiz y su hijo, junto a otros detenidos, han confiado en iglesias católicas y luteranas para enfrentar gastos de alimentos, vivienda, medicina y otros.

Rusnok del ICE dijo que las mujeres tenían alternativas. "No impugnaron su deportación, por lo que habrían sido enviadas a sus países de origen y no tendrían que depender de la caridad. Es algo que dependía de su propia elección."

El ataque por inactividad forzada, es el resultado de las dificultades emocionales y otras causas para muchas de las madres, dijo Virginia Gibbs, profesora de español en el Luther College cerca de Decorah, que se ha ofrecido como intérprete.

Sus síntomas incluyen "la tristeza extrema, depresión, ansiedad, temor, frustración, pesadillas, insomnio, recuerdos y dolencias físicas como problemas estomacales, dolores de cabeza intensos que han causado hasta la pérdida del cabello", dijo Gibbs.

La redada también ha tenido un costo en el sistema escolar de Postville, que sin previo aviso, tuvo que organizar la atención de cientos de niños, cuyos padres habían sido detenidos.

El superintendente David Strudthoff, de la Escuela Comunitaria del Distrito de Postville con 600 estudiantes, dijo que en las horas posteriores a la incursión, un grupo de voluntarios formado por profesores de la escuela, el personal y los estudiantes latinos de secundaria, reunieron los niños de estas familias dentro de la escuela y los mantuvieron allí hasta que algún familiar no escondido o encarcelado, llegara a reclamarlos.

Consulta para la Bienvenida de las Familias

Al final del día, aproximadamente 40 niños permanecieron en la escuela. Profesores y personal llevaron a los mismos a la iglesia católica Santa Brígida, donde cientos de familias inmigrantes se refugiaron. Entonces, ellos y los voluntarios de la comunidad comenzaron a buscar sus familiares o vecinos para que se llevaran a los niños, Strudthoff dijo.

En los días siguientes a la redada, funcionarios escolares fueron de casa en casa intentando aseguar que podrían enviar nuevamente sus hijos a la escuela.

"Para algunos, la operación del ICE puede considerarse exitosa porque la comunidad se acercó para protegerlos. No obstante, quedaron los efectos residuales de las cuestiones humanitarias como final de la redada", dijo Strudthoff, que ahora es superintendente de la escuela en De Soto, Wisc. "Sin la comunidad, intensificando y haciendo las cosas humanitarias, esa redada habría sido un completo desastre".

Rusnok dijo que no sabía de ningún caso en Postville, donde los niños se quedaran sin alguien que los cuide.

A veces, después de estas operaciones, hay situaciones que son exageradas, dijo.

Casi dos años después de la redada, una sensación de normalidad ha vuelto a las escuelas, dijo Ron Wahls, un consejero de la escuela elemental de Postville. En el primer año, aproximadamente 40 niños recibieron consejería regular, expresó.

"Cada día era incierto", comenta Wahls. "Muchos de ellos se preguntan ¿cuándo vaya a casa estará ahí mamá ?

Susan Elan ha cubierto la sección de política en el área metropolitana de Nueva York por más de una década. Actualmente, trabaja para obtener su Master en Salud Pública en el New York Medical College.